Comparte este link

Translate

lunes, 21 de marzo de 2011

FASES DEL SUEÑO

Cuando dormimos, recorremos una serie de fases durante todo nuestro descanso: la fase REM (Movimientos oculares rápidos, en Castellano MOR) y la fase NO REM (también llamada NREM). Dichas fases se van repitiendo aproximadamente en 4 o 5 ciclos. El sueño nocturno característico consiste en la repetición de un ciclo de entre 90 a 110 minutos aproximadamente de sueño REM y de sueño NO REM. Prácticamente el 80% del ciclo está ocupado por cuatro fases de sueño NO REM cada vez más profundo.

Fase REM o MOR: (20-22% del sueño)
La fase REM se reproduce 4-6 veces a lo largo de toda la noche, durante esta fase se sueña, lo que origina actividad cortical encefalográfica. El sueño REM se caracteriza por la intensificación de la actividad cerebral, esta fase también se denomina sueño paradójico.
Cuando soñamos la musculatura está paralizada a excepción de los ojos y el diafragma, hay movimientos oculares rápidos (MOR) y la respiración y la frecuencia cardíaca son irregulares. La atonía muscular puede cesar con la emisión de palabras, a menudo con estructura sintáctica correcta.
El hecho de dar vueltas en la cama señala la transición de la fase de pasar a un sueño más profundo y al revés.
La pesadilla es un ensueño desagradable, angustioso e incluso espantoso, que se produce en las fases REM de la segunda parte de la noche. El paciente que se despierta en está fase está lúcido y conserva detalles y recuerdos de la pesadilla.
La experiencia onírica aparece en las fases REM, que duran 20-25 minutos y que se suceden cada 90 minutos, separadas por sueño de ondas lentas. Se observa erección en el varón.
Alrededor del 90% de las personas que se despiertan durante la fase REM afirman que estaban soñando. Los periodos REM se alargan a medida que avanza la noche.


Fase 1: (2-5% del sueño)
La fase 1 es una transición entre la vigilia y las otras fases del sueño. Junto con la fase 2 representan el sueño lento ligero. Hay movimientos oculares lentos y en ocasiones también aparecen movimientos o sacudidas mioclónicas breves, acompañados por breves alucinaciones benignas de caída al vacío. Se trata de un periodo de adormecimiento en la cuál se llevan a cabo unos movimientos oculares lentos y se pasa del estado despierto al sueño. En este periodo de tiempo, la acción reparadora o de descanso del sueño es poco efectiva, la actividad muscular se encuentra relajada y es posible que se produzcan abundantes movimientos oculares.


Fase 2: (45-55% del sueño)
En fases de sueño NO REM, puede aparecer somniloquia en forma de emisión de sonidos y palabras sin coherencia. Tanto la fase 1 como la fase 2 se las conocen como sueño lento ligero, aquí finaliza el sueño ligero y empieza la entrada real del sueño. El sueño comienza a ser reparador, aunque no se habrá conseguido un descanso completo si se interrumpe en esta fase. Además, desaparecen los movimientos oculares y los músculos se encuentran más relajados.


Fase 3: (2-5% del sueño) y Fase 4: (10-15% del sueño)
La fase 3 (sueño profundo) y la fase 4 (sueño muy profundo) están muy ligadas entre sí, es donde se duerme profundamente y hay menos posibilidades de interrumpir el sueño. Esta etapa también debe ser completada para conseguir un descanso total. En estas fases del sueño suele aparecer el terror nocturno y el sonambulismo (el sonambulismo es un deambular automático e involuntario). El terror nocturno es un despertar repentino que ocurre en las primeras horas del sueño, los niños se despiertan del sueño profundo sin imágenes, tienen miedo y no saben por qué; suele remitir en la pubertad. En niños tiene una prevalencia del 15% y en adultos del 2,5%.Tanto la fase 3 como la fase 4 se las suele llamar sueño lento profundo.
Al salir del sueño profundo, se puede observar incontinencia de orina que a menudo es una señal de conflictos psíquicos en el niño o adulto joven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aqui tu comentario , gracias !!!